Jorge Luis Borges

Jorge Francisco Isidoro Luis Borges, nació en Buenos Aires, el 24 de agosto de 1899 y falleció en Ginebra, el 14 de junio de 1986.

Este genial escritor argentino, fue uno de los autores más destacados de la literatura del siglo XX. Publicó ensayos breves, cuentos y poemas. Su obra, fundamental en la literatura y en el pensamiento humano, ha sido objeto de minuciosos análisis y de múltiples interpretaciones. Trasciende cualquier clasificación y excluye cualquier tipo de dogmatismo. Pocos son los escritores, que como él, han repercutido tanto en la imaginación de los hombres.                                                                                               

borges

Infancia y Juventud
Borges nació, al octavo mes de gestación, en una típica casa porteña de fines del siglo XIX, con patio y aljibe, dos elementos que se repetirán como un eco en sus poesías. Su casa natal estaba situada en la calle Tucumán al 800, pero su infancia transcurrió un poco más al norte, en la calle Serrano del barrio de Palermo. La relación de Borges con la literatura comenzó a muy temprana edad, a los cuatro años ya sabía leer y escribir. Debido a que en su casa se hablaba tanto español como inglés, Borges creció hablando ambos idiomas.

Su padre, Jorge Guillermo Borges, entrerriano, fue abogado y profesor de psicología. Era un ávido lector y tenía aspiraciones literarias que concretó en una novela, “El caudillo”, y algunos poemas. Para 1970, Jorge Luis Borges recordaba con estas palabras a su padre: "Él me reveló el poder de la poesía: el hecho de que las palabras sean no sólo un medio de comunicación sino símbolos mágicos y música". Su madre, Leonor Acevedo Suárez, era uruguaya. Aprendió inglés de su marido y tradujo varias obras de esa lengua al español. La familia de su padre tenía orígenes españoles, portugueses e ingleses; la de su madre, españoles y posiblemente portugueses.

A los siete años, Borges, escribió su primer relato, “La visera fatal”, siguiendo páginas del Quijote. Además, esbozó en inglés un breve ensayo sobre mitología griega. A los nueve años tradujo del inglés “El príncipe feliz”, de Oscar Wilde, texto que se publicó en el periódico El País. En el barrio de Palermo, que por aquella época era un barrio marginal de inmigrantes y cuchilleros, conoció las andanzas de los compadritos que después poblaron sus ficciones.

borges
Jorge L. Borges a los 3 años

En 1914 el padre de Borges se vio obligado a dejar su profesión, jubilándose de profesor, debido a la misma ceguera progresiva hereditaria, que décadas más tarde afectaría también a su hijo. Junto con la familia, se dirigió a Europa y para refugiarse de la Primera Guerra Mundial, la familia se instaló en Ginebra, Suiza, donde el joven Borges y su hermana Norah, tres años menor, asistirían a la escuela. Borges estudió francés y cursó el bachillerato en el Liceo Jean Clavin. Durante esa época leyó a grandes autores como: Rimbaud, Nietzsche y Chesterton. Con la sola ayuda de un diccionario aprendió por sí mismo el alemán y escribió sus primeros versos en francés.

                                                                                                                            
Al finalizar la guerra, la familia Borges marchó a España. En un primer momento se instalaron en Barcelona y luego se trasladaron a Palma de Mallorca. En esta última ciudad Borges escribió dos libros que no publicó: “Los ritmos rojos” y “Los naipes del tahúr”. En Madrid y en Sevilla participó del movimiento literario ultraísta, que luego encabezaría en Argentina y que influiría poderosamente en su primera obra lírica. Colaboró con poemas y en la crítica literaria de revistas como: Ultra, Cervantes y Cosmópolis. Su primera poesía, "Himno al mar", fue publicada en la revista Grecia el 31 de diciembre de 1919.

Oh mar! oh mito! oh largo lecho!
Y sé por qué te amo. Sé que somos muy viejos.
Que ambos nos conocemos desde siglos.
Sé que en tus aguas venerandas y rientes ardió la aurora de la Vida.
(En la ceniza de una tarde terciaria vibré por primera vez en tu seno).
Oh proteico, yo he salido de ti.
¡Ambos encadenados y nómadas;
Ambos con un sed intensa de estrellas;
Ambos con esperanzas y desengaños;
Ambos, aire, luz, fuerza, oscuridades; 
Ambos con nuestro vasto deseo y ambos con nuestra grande miseria.

borges

Comienzos literarios

                                                                                                  
En 1921, Borges y su familia, regresan a la Argentina. El contacto con Buenos Aires llevó al poeta a una relación exaltada de "descubrimiento" con su ciudad natal. Así comenzó a dar forma a la mitificación de los barrios suburbanos, donde asentaría parte de su constante idealización de lo real. Fundó Prisma (revista de la que sólo se publicaron dos números).  En agosto de 1924 fundó la revista ultraísta Proa junto con Ricardo Güiraldes, autor de Don Segundo Sombra. En 1923, publicó su primer libro de poesía, “Fervor de Buenos Aires”, en el que se prefigura, según palabras del propio Borges, toda su obra posterior. Para la tapa su hermana Norah realizó un grabado. Se editaron unos trescientos ejemplares; los pocos que se conservan son considerados tesoros por los bibliófilos y en algunos se aprecian correcciones manuscritas realizadas por el mismo Borges. Sobre el espíritu de este libro ha escrito Borges que "en aquel tiempo buscaba los atardeceres, los arrabales y la desdicha".

En los treinta años siguientes, Borges se transformaría en uno de los más brillantes y más polémicos escritores de América. Escribió cuentos y poemas sobre el suburbio porteño, sobre el tango, sobre fatales peleas de cuchillo, como "Hombre de la esquina rosada" y "El puñal". Pronto empezó a especular por escrito sobre la narrativa fantástica o mágica, hasta el punto de producir durante dos décadas (desde 1930 a 1950), algunas de las más extraordinarias ficciones del siglo XX: “Historia universal de la infamia”, “Ficciones” y “El Aleph” entre otros.

borges

Más tarde colaboró, entre otras publicaciones, en Martín Fierro, una de las revistas claves de la historia de la literatura argentina. En 1930 conoció a Adolfo Bioy Casares. En el primer número de la revista Sur, dirigida por Victoria Ocampo, Borges colaboró con un artículo. Publicó dos años más tarde una colección de ensayos y crítica literaria titulada Discusión”, la que abarca temas tan diversos como la poesía gauchesca, la Cábala, temas filosóficos, el arte narrativo y hasta su opinión sobre clásicos del cine.

En 1938, trabajó en la biblioteca municipal Miguel Cané del barrio porteño de Almagro. Allí, en sus ratos libres, se dedicó a leer y a escribir sus primeros cuentos. En ese año murió su padre. Después, el mismo Borges sufrió un grave accidente, al golpearse la cabeza con una ventana, lo que lo llevó al borde de la muerte por septicemia y que, oníricamente, reflejará en su conocido cuento “El sur”. En 1940 publicó Antología de literatura fantástica”, en colaboración con Bioy Casares y Silvina Ocampo, quienes ese mismo año contrajeron matrimonio, siendo Borges el testigo de su boda.

borges
Borges, Victoria Ocampo y A. Bioy Casares

En 1941 publicó “Antología Poética Argentinay editó el volumen de narraciones “El jardín de senderos que se bifurcan”, obra con la que se hizo acreedor al Premio Nacional de Literatura. Presentó, junto con Bioy Casares, la antología Los mejores cuentos policiales y su obra Ficciones recibió el Gran Premio de Honor de la Sociedad Argentina de Escritores.

En 1942 apareció Seis problemas para don Isidro Parodi”, libro de narraciones que escribió en colaboración con Bioy Casares. Lo firmaron con el seudónimo "H. Bustos Domecq", el cual proviene de "Bustos", un bisabuelo cordobés de Borges, y "Domecq", un bisabuelo de Bioy Casares.

borges

Presentó junto con Bioy Casares, la antología Los mejores cuentos policialesy en 1946 Un modelo para la muerte utilizando el seudónimo "B. Suárez Lynch". Y  como H. Bustos Domecq: “Dos fantasías memorables, volumen de historias de suspenso policial. Borges aclaró posteriormente que Suárez provenía de su abuelo y que Lynch representaba el lado irlandés de la familia de Bioy.
Fundó y dirigió la revista Los Anales de Buenos Aires en la cual Borges y Bioy colaboraron con un nuevo seudónimo: "B. Lynch Davis".

En colaboración con Silvina Bullrich publicó El compadrito en 1945. Escribió el cuento "El Aleph", que dedicó a Estela Canto, de quién se enamoró sin ser correspondido y le regaló el manuscrito que cuatro décadas más tarde fue vendido en más de 25.000 dólares a la Biblioteca Nacional de España.

En 1946 Juan Domingo Perón fue elegido presidente, Borges, que había apoyado a ésta última, se manifestaba abiertamente en contra del nuevo gobierno. Su fama de antiperonista lo acompañó toda su vida y se sintió obligado a renunciar a su empleo como bibliotecario cuando fue designado 'Inspector de mercados de aves de corral' por el gobierno.

borges

Su Madurez

La década de 1950 marcó el inicio del reconocimiento de Borges dentro y fuera de Argentina. Dictó conferencias en la Universidad de la República, se publicó en París la primera traducción francesa de su narrativa y en Buenos Aires la serie de cuentos “La muerte y la brújula”. Apareció también la segunda edición de “El Aleph”, con nuevos cuentos y la editorial Emecé comenzó a publicar sus Obras Completas. En 1954 el director cinematográfico Leopoldo Torre Nilsson dirigió el film “Días de odio”, basado en el cuento de Borges "Emma Zunz".

Tras el golpe militar que derrocó al gobierno peronista, Borges fue elegido en 1955 director de la Biblioteca Nacional, cargo que ocuparía por espacio de 18 años. En diciembre de ese mismo año fue designado miembro de la Academia Argentina de Letras. Publicó “Los orilleros”, “El paraíso de los creyentes”, “Cuentos breves y extraordinarios”, “Poesía gauchesca”, “La hermana Eloísa” y “Leopoldo Lugones”. Se le confirmó, además, en la cátedra de Literatura Alemana y, luego, como director del Instituto de Literatura Alemana en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires.

borges
Tras varios accidentes y algunas operaciones, un oftalmólogo le prohibió leer y escribir. Aunque aún distinguía luces y sombras, esta prohibición cambió profundamente su práctica literaria. Borges se fue quedando ciego, aunque esto no le impidió seguir con su carrera de escritor, ensayista y conferenciante, así como tampoco significó para él el abandono de la lectura (hacía que le leyesen en voz alta) El haber sido nombrado director de la Biblioteca Nacional y, en el mismo año, comprender la profundización de su ceguera fue percibido por Borges como una contradicción del destino.

Él mismo lo relató en una conferencia dos décadas más tarde: "Poco a poco fui comprendiendo la extraña ironía de los hechos. Yo siempre me había imaginado el Paraíso bajo la especie de una biblioteca. Ahí estaba yo. Era, de algún modo, el centro de novecientos mil volúmenes en diversos idiomas. Comprobé que apenas podía descifrar las carátulas y los lomos. Entonces escribí el «Poema de los dones»:
Nadie rebaje a lágrima o reproche
esta declaración de la maestría de Dios,
que con magnífica ironía me dio a la vez
los libros y la noche.

borges

En 1956 dictó el curso de literatura inglesa en la Universidad de Buenos Aires, fue nombrado catedrático titular en la misma universidad, recibió un doctorado honoris causa de la Universidad de Cuyo y fue nombrado presidente de la Asociación de Escritores Argentinos. En Montevideo criticó ásperamente al peronismo depuesto y por su adhesión al nuevo gobierno resultó muy criticado, entre otros, por Ernesto Sábato, con quién continuaría distanciado hasta 1973, cuando, a raíz de un encuentro casual en una biblioteca, Orlando Barone resolvió promover una serie de reuniones, en las que ambos escritores discutieron sobre literatura, filosofía, cine, lingüística y demás temas. El resultado de estas reuniones fue la edición de un libro: “Diálogos: Borges – Sábato
Mas tarde publicaría “Manual de zoología fantástica” y “El Hacedor”, una colección de textos breves y poemas dedicada a Leopoldo Lugones. En colaboración con Bioy Casares, editó la antología Libro del cielo y del infierno”. Sus obras continuaron traduciéndose a varios idiomas.

Compartió con Samuel Beckett, en 1961, el Premio Internacional de Literatura (consistente en 10 mil dólares), otorgado por el Congreso Internacional de Editores en Formentor, Mallorca. Este importante galardón lo promovió internacionalmente y le ofreció la posibilidad de que sus obras fueran traducidas a numerosos idiomas (inglés, francés, alemán, sueco, noruego, danés, italiano, polaco, portugués, hebreo, farsi, griego, eslovaco y árabe,).Viajó a Estados Unidos, invitado por la Universidad de Texas. Allí dictó conferencias y cursos sobre literatura argentina durante seis meses.

borges

En 1962 se estrenó el film "Hombre de la esquina rosada", basado en el cuento homónimo, que dirigió René Mújica. Finalizó una biografía sobre el poeta Almafuerte y una antología sobre Evaristo Carriego.
El 21 de septiembre de 1967 Borges se casó con Elsa Astete Millán, matrimonio que duraría tres años. Fué profesor de poesía de la Universidad de Harvard. Viajó a Santiago de Chile para asistir al Congreso de Intelectuales Antirracistas y a Europa e Israel para pronunciar algunas conferencias. Con ilustraciones del pintor Antonio Berni, se editó su traducción y antología de “Hojas de hierba”, de Walt Whitman. Después de algunos años sin publicar cuentos, reunió varias narraciones en El informe de Brodie”.

Sus últimos años

En 1971 Borges publicó en Buenos Aires el cuento largo titulado “El congreso”. En 1973 fue declarado Ciudadano Ilustre de la Ciudad de Buenos Aires y, paralelamente, solicitó su jubilación como director de la biblioteca nacional. En 1973 reunió por primera vez en un volumen sus Obras Completas, editadas por Emecé.

 

“Como De Quincey y tantos otros, he sabido, antes de haber escrito una sola línea, que mi destino sería literario. Mi primer libro data de 1923; mis Obras Completas, ahora, reúnen la labor de medio siglo. No sé que mérito tendrán, pero me place comprobar la variedad de temas que abarcan. La patria, los azares de los mayores, las literaturas que honran las lenguas de los hombres, las filosofías que he tratado de penetrar, los atardeceres, los ocios, las desgarradas orillas de mi ciudad, mi extraña vida cuya posible justificación está en estas páginas, los sueños olvidados y recuperados, el tiempo....La prosa convive con el verso; acaso para la imaginación ambas son iguales”.

Jorge Luis Borges (Prólogo de sus Obras Completas).

borges

borges

En 1975 falleció su madre, a los noventa y nueve años. A partir de ese momento Borges realizaría sus viajes junto a una ex-alumna, luego secretaria y por último, su segunda esposa, María Kodama. En 1986 fijó su residencia en Ginebra, ciudad a la que lo unía un profundo amor y a la cual Borges había designado "una de mis patrias".
Murió el 14 de junio de 1986 víctima de un cáncer hepático. Obedeciendo su última voluntad, sus restos yacen en el cementerio de Plainpalais. La lápida, realizada por el escultor argentino Eduardo Longato, es de una piedra blanca y áspera. En lo alto de su cara anterior se lee "Jorge Luis Borges" y debajo la inscripción "And ne forhtedon na", formulada en anglosajón, que se traduce como "Y que no temieran" junto a un grabado circular con siete guerreros, una pequeña Cruz de Gales y los años "1899/1986". La cara posterior de la lápida contiene la frase "Hann tekr sverthit Gram okk / legger i methal theira bert", que se corresponde con dos versos de la Saga Volsunga y se traducen como "El tomó su espada, Gram, y colocó el metal desnudo entre los dos". Estos dos mismos versos los utilizó también Borges como epígrafe de su cuento "Ulrica", incluido en El libro de arena, único relato de amor del autor y cuyo protagonista se llama Javier Otárola. Bajo esta segunda inscripción aparece el grabado de una nave vikinga, y bajo ésta una tercera inscripción: "De Ulrica a Javier Otárola", lo que permite interpretar esta última inscripción como una dedicatoria de María Kodama a Jorge Luis Borges.

Las amistades de Borges

Borges tuvo dos amigos íntimos durante la mayor parte de su vida: los escritores Adolfo Bioy Casares y Manuel Peyrou. A Bioy Casares lo conoció en la casa de, su también amiga, Victoria Ocampo, a Peyrou se lo presentaron en un bar alemán de la calle Corrientes, en la década de 1920. La relación de amistad con cada uno de ellos fue profundamente diferente. Con Bioy se trataba de una amistad "a la inglesa", que excluía las confidencias; la que mantuvo con el segundo, en cambio, incluyó las confesiones más íntimas y personales. Tras la muerte de su amigo en 1974, Borges escribió un poema que lleva por título «Manuel Peyrou» y que publicó luego en Historia de la noche”:
Suyo fue el ejercicio generoso / de la amistad genial. Era el hermano / a quien podemos, en la hora adversa, / confiarle todo o, sin decirle nada, / dejarle adivinar lo que no quiere / confesar el orgullo…
Aparte de estos amigos muy cercanos —y de Silvina Ocampo, la mujer de Bioy,— que lo fueron desde el principio de la década de los treinta hasta el fin, otros que giraron en la órbita de ese grupo —en distintas épocas y por diversos espacios de tiempo— fueron Carlos Mastronardi, Xul Solar, Enrique Amorín, Ricardo Güiraldes, Oliverio Girondo, los hermanos Dabove, Gloria Alcorta, Estela Canto, entre otros. Macedonio Fernández (ver efemérides de Junio) no fue estrictamente amigo sino una especie de mentor de Borges, y únicamente durante unos años, hasta que se distanciaron por razones políticas.

Borges y la mecánica cuántica

En numerosos textos científicos y de divulgación científica se citan cuentos de Borges. Así se menciona a "La biblioteca de Babel" para ilustrar las paradojas de los conjuntos infinitos y la geometría fractal. Invocaciones a "Funes el memorioso" para presentar sistemas de numeración y hasta una cita de "El libro de arena" en un artículo sobre la segregación de mezclas granulares. En todos estos casos, las citas a cuentos de Borges no son más que ejemplos metafóricos que dan brillo a la prosa opaca de las explicaciones técnicas.

borges

Su obra, su legado
Si bien la poesía fue uno de los fundamentos del quehacer literario de Borges, el ensayo y la narrativa fueron los géneros que le reportaron el reconocimiento universal.
Dotado de una vasta cultura, elaboró una obra de gran solidez intelectual sobre el andamiaje de una prosa precisa y austera, a través de la cual manifestó un irónico distanciamiento de las cosas y su delicado lirismo. Sus estructuras narrativas alteran las formas convencionales del tiempo y del espacio para crear mundos alternativos de gran contenido simbólico, construidos a partir de reflejos, inversiones y paralelismos.

                      
Los relatos de Borges toman la forma de acertijos, o de potentes metáforas de trasfondo metafísico. Entre sus intereses intelectuales destacan la mitología, la matemática, la teología, la filosofía y, como integración de éstas, el sentido borgiano de la literatura como recreación Borges vivió la mayor parte del siglo XX, por lo que vivió el período modernista de la cultura y la literatura, especialmente el simbolismo. Su ficción es profundamente erudita y siempre concisa.

La mayoría de sus historias más populares abunda en la naturaleza del tiempo, el infinito, los espejos, laberintos, la realidad y la identidad; mientras otras se centran en temas fantásticos. El mismo Borges cuenta historias más o menos reales de la vida sudamericana; historias de héroes populares, soldados, gauchos, detectives y figuras históricas, mezclando la realidad con la fantasía y los hechos con la ficción.

borges

Como afirmó Octavio Paz, Borges ofreció dádivas sacrificiales a dos deidades normalmente contrapuestas: la sencillez y lo extraordinario. En muchos textos Borges logró un maravilloso equilibrio entre ambas: lo natural que nos resulta raro y lo extraño que nos es familiar.