Antoni Gaudí i Cornet

 

Antoni Gaudí i Cornet nace el  25 de junio de 1852 no se sabe a ciencia cierta si en Reus o en Riduoms, municipios vecinos de la comarca del Baix Camp y fallece en Barcelona el 10 de junio de 1926.

Está considerado el  máximo representante del modernismo catalán.

a
Parque Guell. Barcelona

Gaudí fue un arquitecto con un sentido innato de la geometría y el volumen, así como una gran capacidad imaginativa que le permitía proyectar mentalmente la mayoría de sus obras antes de volcarlas al papel.

Dotado de una fuerte intuición y capacidad creativa, Gaudí concebía sus edificios de una forma global, ocupándose hasta del más mínimo detalle de sus creaciones. Asimismo, introdujo nuevas técnicas en el tratamiento de los materiales, como su famoso trencadís” hecho con piezas de cerámica de desecho.

a      a

          Técnica del Trencandís                                        Parque Guell. Barcelona

Después del inicio influenciado por el arte neogótico, así como ciertas tendencias orientalizantes, Gaudí se volcó al modernismo, entre finales del siglo XIX y principios del XX.
Sin embargo Gaudí fue más allá del modernismo ortodoxo, creando un estilo personal.

Toda su obra está marcada por las que fueron sus cuatro grandes pasiones en la vida: la arquitectura, la naturaleza, la religión y el amor a Cataluña.
La obra de Gaudí ha alcanzado con el transcurso del tiempo una amplia difusión internacional, siendo innumerables los estudios dedicados a su forma de entender la arquitectura. Hoy día es admirado tanto por profesionales como por el público en general: La Sagrada Familia es actualmente uno de los monumentos más visitados de España.

a

Infancia y Juventud

Fue de naturaleza enfermiza y padeció reumatismo desde niño, lo que le otorgó un carácter un tanto retraído y reservado.
Realizó sus primeros estudios con el maestro  Berenguer, padre del que sería uno de sus principales colaboradores, y luego pasó a los Escolapios de Reus.
En 1868 se trasladó a Barcelona para cursar enseñanza media en el Convento del Carmen.
Cursó arquitectura en la Escuela de la Llotja y en la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Barcelona, donde se graduó en 1878.
Elies Rogent, director de la Escuela de Arquitectura de Barcelona, dijo en el momento de otorgarle el título:
”Hemos dado el título a un loco o a un genio, el tiempo lo dirá”.
Para pagarse la carrera, Gaudí trabajó como delineante para diversos arquitectos y constructores.

Proyectos y Trabajos

Sus primeros proyectos fueron los de las Farolas para la Plaza Real.
En la Exposición Universal de París en 1878, expuso una vitrina realizada para la Guantería Comella. El diseño modernista, a la vez funcional y estético de dicha obra, impresionó al industrial catalán Eusebi Güell que, a su regreso, contactó con el arquitecto para encomendarle varios proyectos que tenía en mente. Comenzó así una larga amistad y un fructífero mecenazgo que dio origen a algunas de las más destacadas obras de Gaudí: las Bodegas Güell, los Pabellones Güell, el Palacio Güell, el Parque Güell y la Cripta de la Colonia Güell. Asimismo, se relacionó con el marqués de Comillas, suegro del conde Güell, para el que realizó El Capricho de Comillas.

a  a
El Capricho de Comillas

En 1883 aceptó continuar las recién iniciadas obras del Templo Expiatorio de la Sagrada Familia.
Gaudí modificó totalmente el proyecto inicial, convirtiéndola en su obra cumbre, conocida y admirada en todo el mundo.

A partir de 1915 y hasta su muerte se dedicó casi por completo a este proyecto. Gaudí comenzaba a recibir cada vez más encargos, por lo que, al trabajar en varias obras a la vez, tuvo que rodearse de un amplio equipo de profesionales de todos los campos relacionados con la construcción.

a  a
La Sagrada Familia.

En  1890 recibió dos encargos fuera de Cataluña: el del Palacio Episcopal de Astorga y el de la Casa Botines en León. Así, la fama y el prestigio del arquitecto reusense se iba extendiendo por toda España.

El principio de siglo encontró a Gaudí embarcado en numerosos proyectos, en los que se evidenciaba el cambio de su estilo, cada vez más personal e inspirado en la naturaleza.
En 1900 recibió el premio al mejor edificio del año por la Casa Calvet, otorgado por el Ayuntamiento de Barcelona.
Entre 1904 y 1910 construye la Casa Batlló y la Casa Milà, dos de sus obras más emblemáticas.

aaa
Casa Milà. Barcelona

Uno de los sucesos que marcaron profundamente a Gaudí fueron los acontecimientos de la Semana Trágica de 1909.
Gaudí permaneció ese tiempo recluido en su casa del Parque Güell, pero debido al ambiente anticlerical y a los atentados contra iglesias y conventos temió por la integridad de la Sagrada Familia, que afortunadamente no sufrió daños.

aaa
Casa Batllo

En 1910 se celebró en el Grand Palais de París una exposición dedicada a Gaudí en la que recibió muy buenas críticas por parte de la prensa francesa.
Los próximos años  fueron duros para Gaudí, que sufrió varias desgracias: en 1912 murió su sobrina Rosa, en 1914 falleció su principal colaborador  Francesc Berenguer, en 1915 una grave crisis económica casi paraliza las obras de la Sagrada Familia. en 1916 murió su amigo Josep Torras i Bages obispo de Vic, en 1917 se interrumpen las obras de la Colonia Güell, en 1918 falleció su amigo y mecenas  Eusebi Güell.
Quizá por todo esto desde 1915 se dedica por entero a la Sagrada Familia, refugiándose en su trabajo. Gaudí confiesa a sus colaboradores:
“Mis grandes amigos están muertos; no tengo familia, ni clientes, ni fortuna, ni nada. Así puedo entregarme totalmente al Templo”

Gaudí vivió dedicado por completo a su profesión, permaneciendo soltero toda su vida. Al parecer, tan sólo en una ocasión se sintió atraído por una mujer, Josefa Moreu  pero no fue correspondido.
Gaudí se refugió en su profunda religiosidad, en la que encontraba gran sosiego espiritual.
A menudo se ha pintado la imagen de un Gaudí huraño y antipático,  pero la gente que lo trató más de cerca lo describió como un ser muy amable y fiel con sus amigos
La apariencia personal de Gaudí –de rasgos nórdicos, pelo rubio y ojos azules– sufrió una gran transformación con el paso del tiempo; de ser un hombre muy elegante,  pelo y barba bien arreglados, frecuente asistencia al teatro y a la ópera, pasó en su vejez a la más estricta sencillez, vistiendo trajes viejos y gastados, con un aspecto descuidado, tanto que a veces lo tomaban por mendigo.

El 7 de junio de 1926 Gaudí se dirigía a la iglesia de San Felipe Neri, que visitaba a diario para rezar; pero al pasar por la Gran Via de les Corts Catalanes, entre las calles Girona y Bailén, fue atropellado por un tranvía, que lo dejó sin sentido.
Siendo tomado por un mendigo, al no llevar documentos y a causa de su aspecto descuidado, con ropas gastadas y viejas, no fue socorrido de inmediato, hasta que un guardia civil paró un taxi que lo condujo al Hospital.
Al día siguiente lo reconoció el capellán de la Sagrada Familia,  pero ya era tarde para hacer nada por él. Murió el día 10 de junio de 1926, a los 74 años de edad, en la plenitud de su carrera

a  a
Casa Vicens                                  Casa Calvet
Reconocimientos

Tras su muerte Gaudí cayó en un injusto olvido, y su obra fue denostada por la crítica internacional por barroca y excesivamente fantasiosa. En su tierra natal fue igualmente menospreciado por la nueva corriente que sustituyó al modernismo, el novecentismo, estilo que retornaba a los cánones clásicos. En 1936, durante el transcurso de la Guerra Civil Española, fue asaltado el taller de Gaudí en la Sagrada Familia, destruyéndose gran cantidad de documentos, planos y maquetas del arquitecto modernista.

Su figura comenzó a ser reivindicada en los años 1950, por Salvador Dalí en primer lugar.

 En 1956 se organizó una retrospectiva sobre Gaudí en el Salón del Tinell de Barcelona, y en 1957 su primera gran exposición internacional, en el MOMA de Nueva York.
También es de remarcar el gran éxito obtenido por Gaudí en Japón, donde su obra es muy admirada.
Desde entonces la valoración de Gaudí ha ido en aumento, tanto que varias de sus obras han sido declaradas por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad.

aaa
Cripta de la Colonia Guell.

En 1984 el Parque Güell, el Palacio Güell y la Casa Milâ. En 2005 la fachada del Nacimiento, la Cripta y el Ábside de La Sagrada Familia, la Casa Vicens y la Casa Batlló en Barcelona junto con la Cripta de la Colonia Güell en Santa Coloma de Cervelló.

Hombre de profunda religiosidad y de vida ascética, se ha propuesto la beatificación de Antoni Gaudí, proceso iniciado en 1998 y en el año 2000 fue autorizado continuar el proceso por parte del Vaticano.