Curiosidades Artísticas



La actriz del cine mudo Norma Talmadge, fue la primera que inició la tradición de grabar las huellas de los pies en el Teatro Chino Grauman, en la ciudad de Hollywood, cuando accidentalmente pisó cemento fresco frente al teatro en 1927.

 

 

¿Sabía que Elvis Presley se teñía el cabello de negro? Su color natural era castaño claro, casi rubio. Al principio de su carrera, cuando comenzaba a hacer películas en blanco y negro, le recomendaron teñirse pues así lucía mejor para la fotografía. Claro que luego siguió haciéndolo para cubrir las canas que muy temprano le aparecieron. Otro dato sobre Elvis: es fruto de un embarazo de mellizos, pero su hermano que se llamaría Jesse Aaron Presley, falleció al nacer.

El artista Billy Tipton, saxofonista y pianista reconocido en el mundo del Jazz de los años cuarenta y cincuenta, vivió durante treinta años como hombre. No obstante, cuando murió de repente, el personal médico de emergencias descubrió que en realidad era una mujer. Nació el 29 de diciembre de 1914, fue bautizada como Dorothy Lucille Tipton, se casó cinco veces y tuvo tres hijos adoptivos.

 



A Humphrey Bogart la fama le vino con "El halcón maltés" (1941) y, sobretodo con la mítica película "Casablanca" (1942) que rodó con Ingrid Bergman. En 1944 se enamoró de la joven actriz Lauren Bacall, con la que rodó "Tener o no tener". Con esa película se hará tan famosa una frase de Lauren Bacall, "Si me necesitas, sólo tienes que darme un silbidito", que cuando se casaron Bogart le regaló un colgante con un silbato de oro.



Trabajos previos

La actriz norteamericana Whoopi Goldberg era cosmetóloga de cadáveres. Sylvester Stallone se ganaba la vida limpiando las jaulas de los leones en un zoológico en el Bronx, Estados Unidos. Rock Hudson antes de ser actor trabajó como chofer de camiones.

 

 

Antes de consagrarse con "Thelma y Louise", Brad Pitt hacía publicidades. Johnny Depp vendía lapiceras a través de llamadas telefónicas. Antes de ser una de las cantantes más reconocidas y mejor pagas, Beyoncé barría el pelo del suelo de la peluquería que tenía su mamá.

 

 

El sexy actor George Clooney comenzó vendiendo seguros. Tom Cruise trabajó como repartidor de diarios. Durante un tiempo, la cantante Gloria Estefan trabajó como intérprete en Aeropuerto Internacional de Miami. Brendan Fraser comenzó vendiendo perfumes.





Personajes animados

Bugs Bunny fue creado en 1936 por un grupo de artistas de la compañía Warner Bros, en el que se encontraban Chuck Jones y Friz Freleng, pero los primeros bocetos fueron enviados por el artista Ben "Bugs" Hardaway, que al lado del dibujo del conejo firmo “Bug´s Bunny”, significando que era un dibujo propio. De ahí el nombre del personaje. La frase característica ¿Qué hay de nuevo viejo? (What´s up, doc?), fue escrita por el director del primer corto. Dicha frase era algo habitual en su Texas natal y no creyó que tendría tanto éxito.

Antes de que la esposa de Walt Disney escogiera el nombre de Mickey Mouse para el ratoncito, se pensaba usar el de Mortimer. También fue el primer personaje animado en tener una estrella en el Hollywood Boulevard, junto a las de Jack Nicholson y Elton John.

 

 

Los Simpson se idearon en 15 minutos mientras Matt Groening, su creador, esperaba en el recibidor de una oficina. Algunos nombres de los personajes, están sacados de su propia familia. Homer y Margaret son los nombres de los padres de Matt Groening, sus hijos se llaman Homer y Abe. Sus hermanos se llaman Mark, Patty, Lisa y Maggie. Otros personajes recibieron el nombre de calles de Portland, como Flanders o Quimby.

Se acuerda del robot bajito de Star Wars? Pues aunque muchos le decían Arturito, su nombre es R2-D2. Nombre más que curioso ya que en realidad, su origen hay que buscarlo en "American Graffitti" (1973), una de las primeras películas de George Lucas y su primer éxito comercial. Pues, durante su rodaje, alguien gritó "R-2-D-2", ya que en realidad, estaba pidiendo el rollo dos, diálogo dos de la película, pero para Lucas aquella frase no pasó desapercibida y la tuvo en cuenta para el proyecto de "La guerra de las galaxias", una idea que ya estaba rondando su mente.

El otro robot es C-3PO, (Citripio le decimos en español), pero en realidad es un traje llevado por el actor británico Anthony Daniels, que durante el rodaje de la película en el norte de África, se desmayó varias veces debido al intenso calor.

 




Seguro tiene presente el letrero de enormes letras blancas en las que se lee HOLLYWOOD, situado sobre el cañón Beachwood, arriba del monte Lee, en las colinas de Hollywood. Aunque el letrero se colocó originalmente para anunciar el desarrollo inmobiliario de la zona: y lo que se leía era HOLLYWOOLAND. Cada letra mide 15 metros de altura. Tras la letra L había garita para el guarda que cuidaba el lugar. El sufijo LAND se retiró en los años 40, cuando Hollywood era conocida ya mundialmente como capital del cine.


Músicos

LUCIANO PAVAROTTI fue sin dudas, uno de los grandes tenores del siglo XX, pero era incapaz de leer una partitura. "Ya soy demasiado viejo para aprender...", dijo en una entrevista. El 24 de febrero de 1968, el telón del la Deutsche Oper de Berlín se alzó 165 veces consecutivas para que el tenor recibiera los aplausos del público, que duraron 1 hora y 7 minutos, tras su interpretación del papel de Nemorino en la ópera “L'elissir d'amore”, de Gaetano Donizetti.

 

El compositor ruso PROKÓFIEV, compuso la ópera "El gigante" cuando contaba nueve años de edad utilizando sólo las teclas blancas.

Se dice que NICCOLÒ PAGANINI, en ocasiones, tocaba con cuerdas de violín gastadas para que se rompiesen en mitad de una interpretación y así poder demostrar su virtuosismo en tal situación extrema. Su calidad técnica era fruto de un constante ejercicio que llegó a deformar tanto sus manos que, extendidas, medían cada una 45 cm. Aficionado al juego, a veces, las ganancias del concierto que ejecutaría por la tarde se la jugaba por la mañana, y su violín aparecía en la casa de empeño hasta cinco minutos antes del concierto.

MOZART a la edad de trece años, durante un viaje a Nápoles con su padre, visitó Roma y allí escuchó el Miserere de Allegri en la Capilla Sixtina. Esta obra sólo podía ser ejecutada allí y estaba prohibido copiarla o reproducirla bajo pena de excomunión. Mozart fue capaz de transcribirla de memoria en una sola audición, escribiéndola después al llegar a sus alojamientos. Se ha dicho que era capaz de escribir música en medio de una partida de billar.





Pintores

En la obra “La Madonna de San Sixto”, (1516), RAFAEL pintó seis dedos en la mano derecha del papa Sixto IV, no por que el papa tuviera seis dedos, sino por que la tradición asociaba a esta anomalía la capacidad para un sexto sentido y una capacidad para interpretar sueños proféticos. Rafael pintó también seis dedos en el pie izquierdo del san José de otra de sus obras, “Los desposorios de la Virgen” (1504).

 

                            

“La Madonna de San Sixto”               Detalle de la obra anterior


LEONARDO DA VINCI fue estrictamente vegetariano, llamó a los omnívoros "devoradores de cadáveres". En la parte científica se puede ver el interés de Leonardo por los estudios anatómicos del cuerpo humano, basados en las autopsias de cadáveres que realizaba, a pesar de que esta práctica estaba prohibida. Se cree que pudo diseccionar unos treinta cadáveres con los que dibujó con detalle y claridad gran parte de los órganos del cuerpo.


Por otro lado, tardó siete años en finalizar su obra: "La Última Cena". Las figuras que representan a los 12 apóstoles y a Jesús fueron tomadas de personas reales. Se dice que cuando se supo que pintaría esa obra, muchos jóvenes se presentaron para ser seleccionados. Tras algunos meses de búsqueda seleccionó a un joven de 19 años de edad como modelo para pintar la figura de Jesús. Durante seis meses trabajó pintando al personaje principal. Durante los seis años siguientes continuó su obra buscando y representando a 11 apóstoles; dejando para el final a aquel que representaría a Judas.

Le costó semanas encontrar a un hombre con una expresión dura y fría. Un rostro que identificaría a una persona que sin duda traicionaría a su mejor amigo. Llegó a sus oídos que un hombre reunía estas características y que estaba encerrado en un calabozo de Roma sentenciado a muerte por robo y asesinato. Con un permiso, el prisionero fue trasladado a Milán. Durante meses este hombre se sentó silenciosamente frente al artista. Cuando Leonardo dio el último trazo a su obra se volvió a los guardias del prisionero y les dio la orden de que se lo llevaran. Cuando salían del recinto el prisionero se soltó y corrió hacia Leonardo gritando:

- ¡Obsérvame! ¿No reconoces quién soy? Da Vinci lo miró cuidadosamente y respondió:

-Nunca te había visto en mi vida, hasta aquella tarde en el calabozo de Roma.

Llorando y pidiendo perdón a Dios el reo le dijo: -"Maestro, yo soy aquel joven que usted escogió para representar a Jesús en este mismo cuadro".

 


“La Última Cena” de Leonardo Da Vinci.


VINCENT VAN GOGH, en las fases agudas de su locura, sólo podía dormir si rociaba el colchón y la almohada con alcanfor. Son famosas sus rabietas, ensimismamientos y acciones hasta en contra suya. Sus ataques podían durar varios días, y en ellos solía recitar partes de la Biblia, dar sermones o comerse las pinturas de los pomos. Fue internado por petición propia en el manicomio de Saint-Paul-de-Mausole, después de haberse cortado la oreja izquierda. Según el diagnóstico de esta clínica Van Gogh sufría una enfermedad llamada epilepsia, fruto de una lesión local del cerebro, consistente en una excitación espontánea de las neuronas.

El Jardín de las Delicias”, es sin duda, una de las pinturas en la que aparecen más personas. Sólo en la tabla central de este tríptico aparecen más de 450, además de multitud de animales. También aparecen otras especies inexistentes, como un unicornio y sirenas. La tabla central representa un jardín, lleno de hombres y mujeres desnudos entregados a multitud de juegos amorosos. Sin embargo su autor, EL BOSCO, y la gente de la Edad Media, veían el sexo como pecado mortal o como un mal necesario.

“El jardín de la delicias” de El Bosco.