Curiosidades sobre Dalí

El 11 de mayo de 1904 nace en Figueras, España, Salvador Felipe Jacinto Dalí.

Se dice que, en Paris, el pintor visitó una casa de salud para enfermos mentales.
El director se los iba mostrando. Abría la puerta de una celda y decía: - Este es Napoleón. - Poco interesante. Comentó displicente Dalí.
En otra celda, después: -Este es el Padre Eterno. -Poco interesante. Y así uno tras otro. Ninguno le interesaba. Hasta que al fin, al abrirse la puerta de una celda, vio un rostro prodigiosamente desorbitado, con los ojos saltones y el cabello en desorden genial. Y exclamó: -¡Éste! ¡Éste! Este es un loco genial. Se le nota enseguida.
-Pero señor Dalí, dijo el director, aquí no hay nadie. Observe usted que está ante el espejo de un armario.

.

El 20 de octubre de 1926, Dalí fue expulsado de la Escuela de Bellas Artes, cuando en un examen le pidieron que hablase sobre Rafael y respondió al tribunal: Me es imposible hablar de ese sujeto delante de tres profesores porque yo se mucho más sobre Rafael que todos ustedes reunidos.
A los 25 años conoció a Gala Dianaroff, en 1929, hija de un abogado ruso y mujer del poeta surrealista Paul Eluard. La vio por primera vez en la terraza del hotel Miramar, en Cadaqués, junto a su marido. Quedaron en encontrarse a la mañana siguiente, en la playa. Dalí decidió prepararse para el encuentro. Se abrió y arremangó la ropa para hacer resaltar su bronceado. Se puso al cuello un collar de perlas y en la oreja un geranio rojo. Se hirió al afeitarse la axila y se embadurnó el cuerpo con su propia sangre, a la que agregó estiércol de cabra y aceite. Pocos meses después, profundamente enamorados, se fueron a vivir juntos. Desde aquel momento, Gala sería para Dalí amante, amiga, musa y modelo. Inspiración de su vida y su obra; y quien lo salvaría de la demencia. Con su ayuda, logró aislar sus delirios de realidad y establecer una relación dialéctica entre esas dos fuerzas.

.
DalÍ y Gala

Declaraciones de Dalí
“El ojo es realmente algo maravilloso. Hay que utilizarlo en la forma en que yo lo hice con el mío, que llegó a transformarse en un delicado y psicodélico aparato fotográfico”
“Nunca he ingerido drogas. Yo mismo soy la droga. No relato alucinaciones, las provoco. Tomadme, soy la droga, tomadme, soy alucinógeno”
“El secreto más secretísimo de todos es que el pintor más famoso del mundo, que soy yo, no sabe todavía como pintar”
“Los más grandes psicopatologistas no saben donde comienza la locura y donde termina el genio”
“¿Cómo quieren ustedes que mis enemigos, mis amigos y el público en general, comprendan la significación de las imágenes que van surgiendo cuando yo mismo, que soy quien las ha hecho, tampoco las comprendo?

.
Premoniciones de la Guerra Civil    
.

Curiosidades dentro de sus obras`


Dalí decía que era capaz, con solo examinar un cuadro, de ver en el mismo simultáneamente seis, ocho o diez cuadros. Y que en sus pinturas, cada observador visualiza algo diferente. Muchas de sus obras tienen esa dualidad, ese juego propuesto por el artista para ver que capta cada persona que los observa.

Miremos algunas obras:

.
.
"Desapareciendo el busto de Voltaire”
Se ve un grupo de personas y por detrás
el rostro de Voltaire        
“Rostro paranoico” Dalí se inspiró
en una postal real, donde además del el paisaje visualizó este rostro de costado
.
.
“Cisnes reflejan elefantes”
¿Bajo los cisnes se esconden elefantes,
ó sobre elefantes posan los cisnes?
“El gran paranoico”
Se  ve un grupo de personas que  caen por un   precipicio, que no es más que una gran cabeza
.
.
 
“Gala mira a Lincoln”
Si se aleja de lo suficiente podrá
ver el rostro de Lincoln difuso. Si
se acerca bien, vera una mujer
de espaldas y desnuda (Gala)
“La imagen desaparece”
Por un lado un perfil y
por otro, una persona
que entra en el mismo.
.
“Bailarina”
Gala como bailarina
dentro de una
calavera.

¿Disney en manos de Dalí?
Con el fin de la Segunda Guerra Mundial comienza a bocetarse Destino, un cortometraje de animación que prometía llamar la atención por la talla de las figuras que lo producían: Salvador Dalí y Walt Disney. Para ese entonces Walt Disney ya había tenido coqueteos con el surrealismo en Fantasía. No es casualidad que en 1937 Salvador Dalí le haya escrito a André Bretón desde Estados Unidos: “He tomado contacto con tres grandes surrealistas americanos: los hermanos Marx, Cecil B. DeMille y Walt Disney”.
Su dibujo figurativo era de alguna forma compatible con el de Dalí y tenía una llegada masiva en la que Dalí estaba profundamente interesado. Mientras el surrealismo como corriente artística agonizaba, Dalí se convertía en una estrella pop. La idea de que sus pinturas tuvieran movimiento y carácter masivo no le disgustaba: nadie sabía más de esto que Walt Disney. La conjunción de estos factores, forjaron Destino. Ya para 1945 se había avanzado en el story-board. Sin embargo, por las altas pretensiones económicas de Dalí y por problemas financieros de la Disney, el proyecto quedó inconcluso.

...

En un intenso trabajo de archivo realizado durante la producción de Fantasía 2000 (relanzamiento de Fantasía) es que la compañía se topa con Destino y retoma la idea de finalizar el proyecto. Tal vez como forma de retomar las fuentes, tal vez por mero fin comercial, los estudios decidieron desempolvar las joyas de la abuela, terminar Destino y lanzarlo en 2010, acompañado por un documental con las biografías de Dalí y Disney. Destino, que comparte el espíritu musical y animado de Fantasía cuenta con la garantía de ser una producción que lleva inscripta la pluma del propio Walt Disney y el trazo genial de nada menos que Dalí.