Supersticiones y costumbres

El miedo a la escalera
El miedo a pasar por debajo de una escalera. Viene desde la antigü.edad y se ha fomentado a lo largo de los siglos por un gran número de culturas. Los egipcios basaron sus pirámides en planos triangulares y consideraban un sacrilegio que una persona del pueblo pasara por debajo de una entrada triangular.
Más tarde los cristianos, hicieron suya la superstición de la escalera, utilizada en la crucifixión de Jesús, como símbolo de maldad, traición y muerte.  
Luego se relacionó con el miedo al patíbulo. Debido a la gran altura que éste solía tener, había que usar una escalera de mano para colocar la soga en la posición correcta. Cualquiera que pasara por debajo de la escalera corría el peligro de encontrarse con el muerto.

 

¿Por qué decimos OK para resaltar que todo está bien?

Durante la guerra de secesión, al volver al campamento por la noche se anotaba el número de soldados caídos en reyertas durante el día. Si había sido un día tranquilo sin ninguna baja la anotación rezaba así:
0 Killed. (0 Muertos) Luego pues se quedo en 0K y por extensión fue usado como expresión de que todo esta marchando bien.

 

¿Por qué soplamos las velas en un pastel de cumpleaños?a

En la antigua Grecia se solía ofrecer a Artemisa, Diosa de la Luna, unos pasteles redondos que representaban la luna llena. Sobre ella se encendían velas simulando su brillo. Luego se pedía un deseo y se soplaban las velas para que el humo elevase su petición hasta la Diosa.

 

¿De donde proviene el SOS usado en las emergencias?
El primer barco en la historia en enviar un SOS. fue el Titanic
. Poco después de su hundimiento en Abril de 1912, en una convención internacional, se acordó reemplazar las letras C.Q.D. que significaban: Come Quickly Distress (Vengan Rápido, Desastre) la llamada tradicional para pedir ayuda, por SOS. que se supone significa: Save Our Souls (Salva nuestras almas). Esta última llamada de auxilio fue considerada más fácil de reconocer. El Titanic utilizó las dos. En 1908 se adopta oficialmente el SOS aunque los telegrafistas instintivamente siguen utilizando el C.Q.D. Así lo hicieron en sus primeros llamados los propios Phillips y Braid, del Titanic, hasta que el Capitán Smith le dice a Phillips: "Envíe un SOS, es la nueva señal y quizás sea su última oportunidad de utilizarlo". El propio Marconi, en el Anuario de Telegrafía y Telefonía Inalámbrica de 1918 reconoce que S.O.S. se decidió por su clara nitidez para cualquiera que lo escuchara.
aHogar, dulce hogar
Hogar, dulce hogar (home, sweet home). La famosa frase traducida del inglés, fue tomada del estribillo de la canción compuesta por el dramaturgo neoyorquino Howard Payne, incluida en el musical La doncella de Milán. John Howard Payne, nunca tuvo una residencia permanente.

¿Por qué se usa la x?
La palabra árabe que se usaba para representar una cantidad desconocida era 'shei'. Se transcribió al griego como 'xei'. Se fue acortando y quedó como 'x'. Por eso representamos con X un número cualquiera.

 

Los cordones desatados

aCicerón, cónsul romano, en su libro "De Adivinatore", nos cuenta que la rotura de un lazo o de un cordón de sandalias en Roma, provocaba un tropiezo, es decir, traía mala suerte. Había que dar nueve pasos antes de atarlo, si no la mala suerte duraría todo el día.

El signo =
Las dos rayas = que indican igualdad comenzó a utilizarlas el  matemático inglés Robert Recorde hace más de cuatrocientos años. En uno de sus libros cuenta que eligió ese  signo porque "dos cosas no pueden ser más iguales que dos rectas paralelas".

Romper un Espejo

aUna superstición común dice que si rompes un espejo tendrás siete años de mala suerte, pero supuestamente existe un remedio para contrarrestar el maleficio, y es recoger los trozos del espejo y meterlos en un cubo con agua durante siete días y siete noches. Las supersticiones relativas al espejo se cuentan entre las más citadas en todo el Occidente cristiano, quizás por su uso adivinatorio. La catoptromancia, es decir, el arte de adivinar por el espejo, procede de Persia y, aunque tuvo un relativo éxito durante la antigua Grecia y la Edad Media, fue duramente perseguida por la Iglesia. Es probable, sin embargo, que estas supersticiones obedezcan a la idea de que nuestro reflejo es otra versión del original y, si causamos desperfectos en el espejo, nos hacemos daño a nosotros mismos. Así, dañar el espejo es hacer lo mismo con el alma, y aquí es donde entra la superstición de que la rotura de un espejo trae mala suerte durante siete años. Este período se debe a la creencia de que el cuerpo experimenta un cambio en la constitución fisiológica cada siete años.

Las escobas

Las escobas fueron asociadas desde siempre con las brujas. Pero también tienen sus significados protectores. Por ejemplo, colocada con el mango sobre el suelo, impiden la entrada en la casa de embrujos y hechicerías.
Detrás de una puerta, en posición invertida, impide las visitas inoportunas, o hace que se retiren pronto.

Arrojar la Sal

aSe dice que te perseguirá la mala suerte si derramas la sal, y el remedio para que esto no ocurra es coger un poquito de la sal derramada y tirarla hacia atrás sobre tu hombro izquierdo. También se dice que la sal tiene el poder de alejar a los malos espíritus. Pero su origen data del año 3.500 a.C. Ya entonces se creía que la sal era incorruptible, razón por la cual se convirtió en símbolo de amistad. De ahí la creencia de que si se tira, la amistad se romperá. Aunque también se dice que hay que arrojar la sal por encima del hombro izquierdo “directamente a la cara del diablo”. Porque éste es el sitio desde el cual el diablo, espera paciente a que nuestra naturaleza pecadora renuncie al alma para siempre. La sal arrojada no tiene otro fin que cegarlo temporalmente, para que el espíritu tenga tiempo de volver a quedar afianzado por la buena suerte.

Martes 13.

La maldición del número trece tiene su origen en la última cena de Jesucristo con los doce apóstoles, en la que fue delatado.
Se cree que si se sientan a comer trece personas en una misma mesa, una de ellas morirá antes de un año. El día de la semana varia: en España, México y Grecia se teme al martes 13 y en los países anglosajones al viernes 13, porque en viernes fue crucificado Jesús.

aCostumbre de la boda

El día de la boda, llevar algo prestado, algo nuevo, algo azul y algo viejo. No se sabe cuándo comenzó esa costumbre pero si que:  algo prestado representa el presente, algo viejo el pasado, algo nuevo el futuro y algo azul simboliza la pureza.

Levantarse con el pie derecho

La tradición dice que, para que el día no sea malo, hay que apoyar en primer lugar el pie derecho. La respuesta a esta costumbre podría hallarse en el mundo de los pescadores. Durante el siglo XIX, ningún pescador en su sano juicio subía a bordo por babor, es decir, por el costado izquierdo del barco, aunque resultara incómodo, lo hacían por estribor. Parece ser que la superstición nace de la noción de que cualquier cosa zurda era antinatural una idea que se basa en que la mayoría de los seres humanos son diestros. Por regla general, todo k que se refiere a la derecha es calificado de favorable por los supersticiosos, quizás alentados por la tradición bíblica, que dice que la derecha corresponde al camino del Paraíso y es la posición en la que están sentados los elegidos por Dios. La izquierda representa el reverso de la moneda. Los romanos, por ejemplo, hacían presagios observando el vuelo de los pájaros: los que lo hacían hacia este lado eran de mal agüero. De hecho, en latín, izquierda se dice sinester, que dio origen al adjetivo siniestro.

Poner la mano delante de la boca al bostezar

aEl gesto actual de taparse la boca cuando bostezamos no obedece sencillamente a la intención de guardar las formas, esconder la dentadura o el deseo de no difundir los gérmenes, sino que tiene un significado más profundo. La creencia se remonta a la antigua cristiandad, en donde hacer la señal de la cruz delante de la boca al bostezar impedía que el diablo se introdujese en el cuerpo y estableciera en él su morada. Es por esta razón por lo que las madres cerraban la boca del bebé o hacían la señal de la cruz delante de ella cuando lo veían bostezar.