Tradiciones navideñas

 

 


Sin lugar a dudas, la Navidad, es una de las tradiciones mas prolongadas en el tiempo y también una de las mas variadas, ya que depende de cada cultura y país, la manera de celebrarla. Algunos países incluyen un calendario completo del mes de diciembre con actividades y costumbres, mientras otros solo festejan fechas puntuales ese mes.

Que le parece entonces, si repasamos juntos algunas costumbres y conocemos un poco mas sobre otras tradiciones ?

 

En Filipinas, por ejemplo, se celebra “El Festival de los farolillos gigantes”. Cada sábado previo a la Nochebuena, en la ciudad de San Fernando, se reúnen para ver quién elabora el mejor farol. Participan once pueblos (o barangays) y al principio los farolillos apenas medían medio metro de diámetro. Estaban construidos con papel de hapon (un papel usado por japón para realizar origami) y solo una vela los iluminaba por detrás. Hoy en día pueden llegar a medir hasta seis metros de diámetro y utilizan materiales diversos para su construcción, las iluminan con bombillas creando diseños caleidoscópicos y acompañan la presentación con música y movimientos sincronizados.

 

En Suecia existe una tradición navideña que tiene su raíz en la leyenda del Yule, una cabra que precede a Santa Claus, llevando regalos a las casas. Este símbolo, suele colgarse de los árboles o en las puertas las casas en durante la Navidad. Pero además, desde 1966, esta tradición incluye la construcción de una cabra de paja de 13 metros de alto en la ciudad de Slottstorget.

La cabra de Yule, es erigida por la asociación de comerciantes y se trata de una estructura sencilla con un esqueleto de madera que se rellena con paja. El gran problema es que de los 51 años de tradición que lleva, 26 ya ha sido quemada por vándalos. El departamento de bomberos de la ciudad, intenta cada año buscar la manera de que el símbolo permanezca sin daños durante las fiestas, y en los últimos años se utiliza paja ignifugada y se rocía con líquido inflamable y agua para crear una capa de hielo protectora, tratando de salvaguardar la tradicional cabra.

 

En Austria, apararece el “Krampus”, un demonio que vaga por las calles de la ciudad asustando a los niños que se portaron mal. Porque en la tradición austríaca, Papá Noel premia a los niños que se han portado bien, mientras que Krampus, viene a llevarse a aquellos que no lo han hecho. El 5 o 6 de diciembre, jovenes disfrazados con máscaras realmente aterradoras y cubiertos de pieles, caminan por las calles haciendo sonar campanas y cadenas oxidadas, asustando a los más pequeños.

 

En algunos pueblos rurales de Gales es habitual celebrar Navidad con el extraño ritual de Mari Lwyd, que se trata de un extravagante desfile encabezado por el portador de una calavera de una yegua.

El vecino elegido amarrará la calavera a un palo, del que cuelga una sábana blanca tras la que se ocultará. En ocasiones, la mandíbula de la calavera hace chasquidos cuando la gente pasa por al lado.

 

En España, la tradición es comer 12 uvas al dar las doce de la noche. La costumbre vendría de tiempos antiguos, desde 1909 aproximadamente, cuando hubo un excedente de uvas, tras un gran año de cosecha. Ese año los agricultores entonces, se plantaron en la Plaza de la Puerta del Sol y comenzaron a regalar racimos de uvas a todos los que estaban festejando el Año Nuevo. La historia agrega que alguien tuvo la idea de tomar una uva por cada campanada del reloj de la Gobernación. De ahí en más, cada año, españoles y turistas se reúnen en la Plaza de la Puerta del Sol y esperan las campanadas de las doce, para comer las uvas, pretendiendo llenarse de suerte y buenos augurios, para el año próximo.



Los australianos están entre los más tempraneros en recibir la llegado del nuevo año. Y el Puerto de Sydney es uno de los lugares más espectaculares para ello. Cada año un millón de personas participan en las celebraciones y eventos públicos más grandes del mundo. Y es que en los momentos previos a la medianoche del 31 de diciembre, Sydney se transforma en un espectáculo de color. El Puente del Puerto de Sydney se ilumina con un deslumbrante despliegue de fuegos artificiales. Es una tradición que merece la pena experimentar al menos una vez en la vida.

Además el 26 de diciembre, allí mismo se corre la regata Sydney-Hobart, una de las tradiciones deportivas mas populares, que comenzó como un entretenimiento entre amigos y se ha convertido en una de las regatas mas importantes del mundo.

 

Desde hace varios siglos los guatemaltecos celebran la Quema del Diablo. El día 7 de diciembre a las 18:00 dan la bienvenida al periodo navideño. En este día las familias hacen limpieza y sacan de la casa todos los objetos viejos y rotos, símbolos de maldad, y los amontonan en una pira de madera coronada por una figura diabólica. Después de quemarlos, es muy importante barrer la casa con una escoba de paja y bañarla en agua bendita para asegurar la vuelta del diablo al infierno.

 

En Noruega, encontramos una de las tradiciones navideñas menos ortodoxas, donde la gente se dedica a esconder las escobas. Esta tradición tiene su origen hace cientos de siglos, cuando se creía que las brujas y los malos espíritus aparecían en Nochebuena para buscar escobas con las que volar. A día de hoy, muchos aún esconden las escobas en el lugar más seguro de la casa, para evitar que se las roben.

 

En la bella Portugal, además de las típicas hogueras hay otras tradiciones. La quema de leña simboliza el triunfo de la luz sobre la oscuridad y cuanto mas tiempo arda el fuego, será mas próspero el año por venir. Pero también durante la cena, llamada Consoada, algunas familias colocan lugares extras en la mesa para invitar a las almas de los fallecidos. Esperando así atraer su protección.


El Día de las Velitas marca el inicio de la temporada navideña en Colombia. En honor a la Virgen María y a la Inmaculada Concepción, la gente coloca velas y farolillos de papel en las ventanas, balcones y jardines. Algunos de los mejores y mas elaborados farolillos, pueden verse en Quimbaya, donde los vecinos compiten por ver quien crea el adorno más impresionante.

 

En Irlanda le han dado una vuelta de tuerca a la tradición de dejarle leche y galletas a Papá Noel y la personalizaron un poco. En vez de eso, los irlandeses prefieren dejarle a Santa Claus un poco de pudding hecho con Guinness o whiskey irlandés y un vaso de cerveza. Curiosa tradición, no? (Creo que sabemos bien, quien se beneficia verdad?!)

 

Los ucranianos tienen una curiosa tradición para celebrar las navidades: cubrir el árbol de Navidad con telas de araña. Esta práctica viene de una leyenda muy antigua que dice que una viuda muy pobre y sus hijos cubrieron su árbol con telas de araña ya que no tenían dinero para comprar decoración. Una noche, un grupo de arañas vieron el árbol y decidieron redecorarlo con cintas doradas y plateadas. Dicen que desde entonces la familia prosperó y nunca más pasó penurias.


 

El país de los Balcanes tiene una manera un tanto impactante de celebrar las fiestas. La tradición marca que dos domingos antes del 25 de diciembre los niños de la casa “secuestran” a su madre y la atan a una silla, como rescate piden regalos y hasta que no los reciben la pobre madre no podrá quedar en libertad. El domingo siguiente, es el padre quien debe pasar por el mismo “secuestro” de parte de los niños, que tendrá que pagar con mas regalos, su libertad.

 

En Argentina también tenemos nuestra tradición, un tanto femenina cabe destacar. En Nochebuena se regala ropa interior de color rosa que debe ser estrenada el 25 o el 31. Para algunos la costumbre, está ligada a un origen pagano de procreación y fertilidad, mientras para otros, estaría relacionada con el período litúrgico de Adviento, en que se encendía una vela rosa como símbolo de alegría por la llegada de Jesús. También tenemos la costumbre de poner las doce pasas de uva en la copa del brindis de Año Nuevo y al dar las doce el reloj, por cada pasa de uva, se pide un deseo.

 


En México, Guatemala y El Salvador, se celebran Las Posadas, entre el 16 y el 24 de diciembre, los vecinos simulan la procesión que realizó la virgen María hacia Belén. Van casa por casa celebrando el encuentro y “pidiendo hospedaje” de manera simbólica, como el que le prestaron a la Virgen para el nacimiento del niño Jesús. A su vez, las personas cantan villancicos, en las casas se ofrece a los visitantes, ponche naranjas y bolsas con caramelos y maní. También arman unas llamativas Piñatas, con forma de estrella de siete picos, que representan los siete pecados capitales. Se las rellena de dulces y fruta y se las decora con papeles de colores brillantes.



El país europeo de Letonia, tiene una de las tradiciones más bonitas que podría haber en Navidad. Después de la gran cena de Nochebuena, todos los miembros de la familia buscan su regalo debajo del árbol. Sin embargo, abrirlo no es tan fácil: para ello hay que recitar un poema espontáneo, de acuerdo al regalo que hayan recibido. Una costumbre peculiar que no solo embellece la noche, sino que agudiza el ingenio y enriquece el intelecto.


Sea cual fuera su tradición, le deseamos que lo celebre con amor , felicidad y rodeado de sus personas queridas!!



Felices Fiestas!!!