MI MUNDO

                        De MARÍA GABRIELA ABEAL

Me encuentro
bajo la tierra azul
vestida de raíces
frescas.

La suave humedad de mi lecho,
me acaricia con dulzura.

Penetran en mi territorio,
gotas de lluvia fresca,
susurrándome al oído
se deslizan por mi cuerpo.

Hay calma en el lugar en que vivo,
no existe luz, pero hay claridad
de ensueño.

No hay reyes,
somos todos
uno.

Pero hay individualidad
en uno,
es lo que nos hace diferentes.


SONETO

Estas poesías pertenecen a JULIO RUFMAN. Nos las envió su nuera NORA BEATRÍZ ROCHA.

Ramas de un mismo tiempo, hemos crecido
con la esperanza de su vida entera,
y en la tristeza de su larga espera
sueña en los años que nos ha nutrido.

Su voz, su corazón que nos ha unido
sueña en su soledad, porque no muera
ese lazo de unión que  nos dijera,
de su fe y de su amor, ansia y latido.

Pero el amor murió, sólo hay heridas.
El invierno rasgó las primaveras;
noche, dolor y escarcha en nuestras vidas…

El noble tronco se abatió en esperas,
y las ramas del árbol desprendidas,
sin su lazo de amor, hoy son maderas….

 

PASADO, FUTURO Y PRESENTE

Vivamos recordando…
que el pasado aunque lejos, vive siempre,
sonriendo venturoso y placentero,
pues se amolda el pasado con la mente.

Forjemos ilusiones…
Boguemos en la nave del futuro,
que todo será hermoso,
y todo con la mente será puro.

Sólo el presente
en ilusión marchita,
pues la poca alegría que nos da,
la realidad nos la quita.


BALANCE  

                       De NORA BLANCAT

Tenía el alma blanca
de ilusiones y anhelos.
Pequeñas fantasías
se tejían en mí.
Poco a poco la vida
fue quitando los sueños
y abruptas realidades
fueron las que viví.

Mi infancia fue muy tierna
realmente muy feliz.
No así la adolescencia;
quizás por mi impaciencia
me apresuré a vivir
de la experiencia ajena.
Hicieron mucho alarde,
quisieron alertarme
de mi mal proceder.
Más cómo no hice caso
por creerme valiente,
sin importarme nada
a todos hice frente
sin pensar en el daño
que hacía padecer.

El golpe fue muy duro.
La lección aprendida,
aunque quedó una herida
difícil de cerrar.
La comprensión fue grande
pues dicen que a los hijos
por ser parte de uno
se les  puede perdonar.

Hoy tengo el alma oscura
de angustias y tristezas.
De todo lo anhelado
nada pude lograr.
Quizás viví de prisa
sin medir las consecuencias.
Si obrara con conciencia
tal vez podría alcanzar
ser feliz un instante,
renacer nuevamente
y ocultar en mis ojos
esos irresistibles deseos
de llorar.


VOLVERTE A VER

                                 De M. CEREZO

Volverte a ver hoy quisiera,
sentir que estás aquí.
Que no te marcharás, que has vuelto.
Que no eres un espejismo
ni un mágico sueño.

Volverte a ver  hoy quisiera,
Sentir tu risa, compartir tus enojos
alegrías, tristezas y problemas.
Mirarte a los ojos y pedirte
Que no vuelvas a marcharte.

Volverte a ver hoy quisiera,
sentir el calor de tu abrazo,
sentir que nada terminó,
que vuelvo a florecer,
que la tristeza me deja en libertad.

Volverte a ver hoy quisiera,
sentir que mi puerta tocarás,
que abriré y ahí estarás
que me dirás hola
y que nunca me dejarás

 

DIME SEÑOR

                      De M. CEREZO

Dime en qué he fallado,
porque siento
que todo ha acabado.
Dime en qué he pecado
porque siento
que me has castigado.

Dime qué rumbo
debo tomar.
Porque así
no puedo continuar.
Dime que no te lo has
llevado,
porque si no
en mí todo habrá terminado.

Dime que no se ha ido
porque él
nunca hubiese partido.
Dime Señor
que él volverá con los días,
porque en ese momento
retornará mi vida.


AMOR LEJANO    

                                  De CARLOS O. DANNA

Quién pudiera borrar
las distancias
y en tus brazos caer con amor,
y sentir de tu abrazo el calor
y tus besos calmando
mis ansias.

Quién pudiera sentir
ser el dueño
de tus formas,
sin par de hermosura.
Nada iguala desnuda figura
que mi mente
retrata en tus sueños.

Quién pudiera encontrarse
a tu lado,
tus caricias gozar
con ardor
cual sediento niño enamorado.

Quién pudiera
mi bella querida
de tu cuerpo sentirse el señor
y entregarte en un beso mi vida.

Ya la sonrisa

Ya la sonrisa no tendrá tristeza
desde que tú le has dado alegría,
de los sones secretos de la noche
y el silencio más claro de la vida.

Ahora en el jardín de la armonía
puedo ser lo que quiero; alguna imagen,
algún color, juguete, alegoría
del teatro sin fronteras de la sangre.

Tengo abiertos los ojos a la nada
y en la sombra, tu voz se me aparece,
pero yo no te encuentro entre mis brazos
y mi sueño, quizás no te merece.

Siento otra vez sonar la sinfonía,
y abro sola al llamado parecido
de la puerta que antes fuera mía,
y  no me trae todo lo que ansío.

Pero vendrás al fin estoy segura.
Tanto te busco, tanto desespero;
que sería muy cruel saberte lejos
y perder por tu ausencia lo que quiero.

R.G.S

Y los ángeles lloraron

Si has visto llorar a algún ángel,
es que está mirando la tierra
y no puede comprender el espanto
ni siquiera el horror de la guerra.

Si has visto llorar a ese ángel
es que está mirando a la tierra
y ha visto a indefensos niños
morir de hambre e indiferencia.

Y si siguen llorando los ángeles…
En el cielo, Señor ¡ qué tristeza!
Es que Dios está sintiendo la pena
de haber creado un monstruo en la tierra.

El hizo el hombre a su imagen
para que gozara de tanta belleza.
Y se trocó en un pobre mutante
siguiendo las huellas de sangre y miserias.

Y es por eso que hoy lloran los ángeles
Dulces lágrimas de amor, como perlas,
Viendo a bestias gozar en la tierra
Y a los hombres morir como bestias.

                    ESTHER DE SIFRAN