PEDRO MIGUEL OBLIGADO
“El poeta de la melancolía”

Pedro Miguel obligado nació en Buenos Aires en 1892 y murió en la misma ciudad en 1967. Fue profesor, ensayista, conferencista, guionista y por sobre todas las cosas: poeta de raíz hondamente romántica. Publicó “Gris”, “El ala de la sombra” y “El hilo de oro”, entre otros. Su poesía evoca para nuestro bien la eterna emoción humana y la dulce herida de del amor.

NO TIENE IMPORTANCIA

Esta pena mía
no tiene importancia.
Sólo es la tristeza de una melodía,
y el último ensueño de alguna fragancia.

Que todo se muere.
Que la vida es triste.
Que no vendrás nunca por más que te espere,
pues ya no me quieres como me quisiste.

No tiene importancia,
yo soy razonable.
No puedo pedirte ni amor ni constancia.
¡Si es mía la culpa de no ser variable!

¿Qué valen mis quejas
 si no las escuchas;
y qué mis caricias, desde que las dejas
quizá despreciadas porque fueron muchas?

¡Si esta pena mía
no es más que el ensueño de alguna fragancia,
no es más que la sombra de una melodía!
Ya ves que no tiene ninguna importancia.

 

AUSENCIA

La rama de los astros se estremece en la altura,
movida por el viento de la eterna armonía,
y el silencio murmura
su vaga poesía.

Tú ya no estás conmigo para hacerme dichoso.
Y te hayas tan lejana, que eres una tristeza…
pero todo, esta noche, se vuelve más hermoso
tal como si estuviese pensando en tu belleza.

Un arroyito claro por la pradera, ondula,
el temblor de las plantas le descubre su anhelo,
y la tierra se azula
deseando ser un cielo.

Siento que te aproximas en esta noche tierna;
pues aunque vives lejos, el ensueño nos une,
como a dos estrellitas una misma cisterna,
donde la fantasía del agua las reúne.

La belleza es misterio que tu amor profundiza,
tu recuerdo en guiadora claridad se convierte;
y la ausencia idealiza
la pena de perderte.

¡Si no sólo en mis versos, si en realidad vinieras!
¿No oyes la melodía, que, de cariño llora?
Se muestra el mundo bueno, como si me quisieras…
¿Dónde estarás ahora? ¿Dónde estarás ahora?