Abutilón…..
un arbusto que atrae a los colibríes.

                                           
Por Nelly Peri

 

El Abutilón pictum o farolito japonés  es muy vistoso y decorativo.
Originario de las zonas tropicales del Continente Americano comprende unas 100 especies.

Abutilon

Es una planta rústica que requiere pocos cuidados y que crece vigorosamente en poco tiempo.
Es perenne y alcanza hasta 1 y ½ metro de altura, ramificándose en apéndices largos y flexibles. Por lo tanto precisan que los sostengan fijándolos sobre la pared.

El suelo adecuado es el de nuestros jardines abonando un poco en primavera, una vez a la semana.

Situado en lugares poco ventosos, reparado por un muro protector y con buena luminosidad, hará que prospere en el clima de Mar del Plata. Tolera hasta 3 ó 4 grados.

Las hojas son persistentes de unos 5 a 7 cm de largo, lobuladas, de un verde claro.

Algunas especies tienen follaje variegado: verde-crema.

Abutilon  Abutilon

Las flores son solitarias, péndulas, acampanadas de unos 3 ó 4 cm de largo. Florece en otoño y en primavera.

Pueden ser de color -  anaranjado con nervaduras bermellón

  • amarillo con cáliz rojo (Abutilón megapotanicum)
  • rosadas
  • rojas

Se poda en la época templada para estimular su crecimiento y para ordenar su forma. Se multiplica por estacas o esquejes, en otoño y verano.

Abutilon

Multiplicación por esquejes:

Se cortan esquejes de 7 a 10 cm de largo con 2 ó 3 entrenudos.
El corte basal se hace justo debajo de un nudo.

Quitar las hojas de la parte inferior del esqueje dejando sólo las superiores, pero reduciendo a la mitad su longitud.

Plantar en un sustrato de turba y perlita en partes iguales. Se riegan para fijarlos.
La maceta debe colocarse en un lugar protegido y a esperar que prospere!!!

Abutilon

Esto que publico es un parte mi experiencia, ya que una amiga me regaló 3 gajitos. Logré hacer una planta de flor rosada que ya floreció.
Antes de comprarla prueben si pueden reproducirla de esta manera. No solamente ahorrarán su dinero sino que tendrán la satisfacción de verla crecer a través de su esfuerzo.