Una experiencia interesante: Cultivar Bromelias

 

Por Nelly Peri.

¿Por qué cultivar Bromelias?

Las Bromelias son: exóticas, ornamentales por excelencia, bonitas, resistentes, requieren pocos cuidados, ideales para los que les gustan las plantas, pero tienen poco tiempo para dedicarles.

La familia de las Bromelias abarca unos 56 géneros y cerca de 3000 especies. La mayoría son epífitas (viven sobre los troncos de los árboles). Todas son originarias de América del Sur, América Central y del sur de los Estados Unidos (con excepción de una descubierta en África en 1937).
Todas poseen la misma forma de crecimiento: las hojas, generalmente angostas y largas, están implantadas en forma de roseta, componiendo un verdadero embudo receptor, que retiene el agua. Del centro de la roseta surge la espiga floral. Lamentablemente cada roseta florece sólo una vez y luego muere. Mientras tanto la planta forma retoños en su base capaces de crecer y dar nuevas rosetas que a su vez darán flores.
Se hallan en situaciones geográficas y condiciones climáticas diferentes, por lo que varían enormemente de apariencia, tamaño y floración.

Una característica, es que las hojas de todas las especies presentan pequeñas escamas que posibilitan la absorción de nutrientes y de humedad del aire, auxiliando a la planta a sobrevivir a la sequía o al calor excesivo. Algunas especies poseen pocas escamas, otras en cambio, contienen varias, confiriendo  la planta una apariencia escamosa de tonos plateados. La primera Bromelia introducida en Europa (en 1493) es el popular ananá.


Foto Daniel Szawarsky

¿Como cultivar?

Son óptimas opciones como plantas de interior. Las macetas de barro o arcilla son las más adecuadas, por permitir una mejor ventilación de las raíces. Pero como buscamos reproducir su propio hábitat y tenemos que suspender las macetas de las ramas de los árboles, usamos macetas de plástico grueso. Regar una vez por semana y pulverizar las hojas con fertilizante líquido, de vez en cuando.

 

El sustrato se prepara con dos partes de arena gruesa, musgo seco y un poco de compost, para tener un drenaje óptimo.
En el jardín, hay que imitar las condiciones en que viven en la naturaleza: en canteros sombreados o mejor, suspendidas en medio del follaje de los árboles. Basta respetar las necesidades de cada una en cuanto a luminosidad, humedad ideal y ventilación. Protegerlas del frío y no colocarlas a la luz directa del sol. Todas crecen bien a la sombra o media sombra.
Crear un microclima puede ser la clave para agrupar correctamente un mayor número de especies. Quien tenga árboles en su jardín, puede usar sus ramas como hospedaje ideal para las bromelias.

¿Cómo multiplicar?

Después de la floración, la planta da nuevos brotes. Cuando estos hijos alcanzan un tercio del tamaño de la roseta madre, se pueden separar y plantar en una maceta pequeña.

.           .
Fotos Daniel Szawarsky

¿Cuáles adquirir?

Las especies que podemos hallar en los viveros y podemos cultivar son:

  • Aechmea fasciata. (da mejor para interior)
  • Billbergia nutans
  • Neoregelia. (En el exterior en los meses cálidos)
  • Nidularium. (En el exterior en los meses cálidos)
  • Vriesea. (En el exterior en los meses cálidos)
  • Tillandsia. Son epífitas y xerófitas (sobreviven con poquísima agua) Un ejemplo que existe en muchos jardines es el clavel del aire.
  • Cryptanthus. Lejos del sol, mejor en invernadero o cuarto con ventanas que reciban luz. Son plantas pequeñas, sus hojas presentan varios colores, las hay con tintes rosados. Son muy originales.
  • Bromelia terrestre. (El ananá)

Pruebe a tener una planta

Cuando este verano compre un ananá, haga lo siguiente: Separe las hojas de la parte superior con un poco de base. Retire algunas hojas para dejar un tallo. Deje secar 2 o 3 días. Plante en una maceta de 10 cm. de alto con la mezcla ya indicada, cuidando que llegue al nivel de las hojas. Otra posibilidad es poner directamente en un recipiente con agua y observará como brotan las raíces.

. ..
Vriesea                Aechmea fasciata                  Neoregelia

.   .  .
Nidularium          Tillandsia o clavel del aire          Cryptanthus

 

Volver