La Ceropegia….. el collar de corazones

Por Nelly Peri

 

Suspendida la maceta de un soporte en mi invernadero, luce espléndida, esperando los meses cálidos para instalarla al aire libre. La Ceropegia nace de un rizoma tuberoso que va aumentando de tamaño con el tiempo.


Es una herbácea de tallos finos y débiles, largos y pendulares. Mi planta está midiendo 2 y ½ metros de longitud, casi roza el piso.
Las hojas son carnosas, acorazonadas, de un verde oscuro y nervaduras claras.


Sus flores son tubos rosados que van asomando del tallo, de unos 2.5 cm de largo. Florece en verano. Es una especie rústica, de fácil cultivo en un suelo fértil y levemente arenoso.


En primavera abonarla con 5 a 10 g de harina de hueso. El riego, moderado y semanal en verano y cada 15 días en invierno. Evitar el exceso de riego.

 


No tolera temperaturas inferiores a 4º, por eso la integro al invernadero en los meses fríos. Requiere buena iluminacíón.


Se propaga por esqueje o bulbillo en primavera. Es una planta originaria de África y es muy singular su aspecto grácil.