El CESPED

por Lilian Capurro

Que césped tenemos y como conservarlo en optimo estado
Las diferentes especies de césped desarrollan según las condiciones más propicias para su crecimiento, para obtener una cubierta verde especial debemos tener en cuenta como primeras  medidas el tipo de suelo y la exposición  lumínica, lo que nos permitirá decidir el tipo de especie:

  • A pleno sol podremos cultivar cynidon dactylon (gramilla), pennisetum clandestinum (kikuyo) toleran relativamente la sequía, y la salinidad, no así la sombra no las bajas temperaturas. También tréboles aunque a veces sean considerados como maleza.
  • A semi sombra  gramillón (stenotaphrum   secundatum) no tolera la sequía, se corta a media altura, tolera cierta salinidad.
    Dichondra repens (dichondra), es de crecimiento lento no tolera sequías ni salinidad, prácticamente no necesita corte.
    Festuca rubra, tolera el frío y las sequías, no la salinidad.

 

Agrostis y festucas, y   rye grass anual;  forman un césped hermoso, se lo vence como césped cultivado, constituido  por gramíneas de follaje fino que le confieren un aspecto de uniformidad, es el clásico césped ornamental para poco o nada de uso, no resiste el pisoteo ni el desgaste y no es conveniente donde haya niños o perros, son necesarios los trabajos periódicos para su  mantenimiento, pero dentro de este césped  el agregado de rye grass perenne y las poas (Poa triviales y pratensis) permiten que se transforme en un césped donde niños y animales puedan disfrutar de los juegos. Se deberá cortar seguido para que al crecer no lo haga débilmente y se vuelque produciendo zonas de aplastamiento  por encimarse unos a otros. a

El césped necesitará un riego adecuado según las características climáticas y tipo de suelo, según el tipo de césped será el tipo de corte a efectuar y la frecuencia, como el control de malezas y la altura del corte.
El segar muy al ras el césped, puede  hacer que las raíces poco profundas sufran el exceso de soleamiento   deteriorando la plántula, aumentado por los períodos de sequía puede ser  irreparable.  El filo de la cuchilla de corte es importante para que el corte sea neto y el césped no quede con una doble corte.

No debemos olvidar fertilizar el césped en primavera y a fines de verano con urea o nitrofoska,  o fosfato diamónico, el ideal es aplicar estos granulados sobre suelo húmedo y regarlos o bien  antes de una buena lluvia. Se calcula 1k por cada 100 m2.

La foto ilustra un parque con pennisetum clandestinum. El que requiere cortes altos entre una vez por semana y dos.