Los Kalanchoe

por Nelly Peri

Los veremos floreciendo a fines del invierno, lo cual es interesante paraver colorido el jardín. La especie más común florece en color rojo, en inflorescencias (como un ramillete) sobre tallos de 10-20 cm. de largo. Hay variedades con flores rosadas, blancas, amarillas, anaranjadas, y fucsia que favorece la formación de macizos de tonos variados e intensos; tanto en  canteros como en macetas

Las flores son duraderas, se conservan en la planta y reflorecen. Son plantas suculentas (capaces de acumular agua en tallos y hojas), por lo tanto se deben regar con moderación en invierno y cuando el sustrato esté seco.

Evitar mojar las hojas. En verano, el riego será abundante, pero dejando secar la tierra entre riego y riego

.

foto Daniel Szawarsky

.

foto Daniel Szawarsky

Añadir fertilizante líquido al agua de vez en cuando. Las plantas necesitan mucha luz, para obtener un color más intenso en las hojas como en las flores.

En verano, no exponerlas al sol, para evitar posibles quemaduras. La temperatura ideal es de 15 a 20 grados, evitar temperaturas inferiores a 10, en ese caso hay que protegerlas. Forma matas compactas de hasta unos 30 cm. de altura, llamativas cuando florece a pleno y  las tonalidades resaltan más con el follaje.

Las flores secas deben cortarse para favorecer el brote de nuevos tallos y flores. Se transplantan en primavera, inmediatamente después de la floración.  Se multiplica fácilmente por gajo. Se cortan en verano y se plantan en un sustrato de arena y turba colocándolos en la sombra hasta que echen raíces.
Están a la venta en los viveros y su precio no es alto.
Esta especie que comentamos es la más común, pero hay otras buscadas por los coleccionistas, que también están en los viveros.

.
foto Daniel Szawarsky
  • Kalanchoe beharensis: De porte más alto, con hojas lobuladas, de color gris-verdoso  cubiertas por una vellosidad, que con el sol   toma unos tonos dorados muy hermosos.
  • Kalanchoe tomentosa: Hojas gris-verdosas, cuyos bordes festoneados están delineados  por un tono marrón oscuro, como si un artista lo hubiese pirograbado.
  • Otra variedad: De hojas ovales chicas, es  pendular y florece mucho. Da unas campani- tas naranjas muy bonitas. Son especiales para cultivar en macetas colgantes.

Todas estas especies son originarias de Madagascar y se han adaptado a otros países perfectamente, para alegría de muchos cultivadores.