Lantana, color y rusticidad

 

Este rústico y colorido arbusto de hojas perennes o semiperennes, pertenece a la familia de las “verbenacee”, tiene mas de cien especies y es originario de las zonas cálidas de América. Nos llena de color durante todo el verano e incluso entrado el otoño. Es una planta poco exigente y fácil de cuidar. Su principal atractivo, es que dentro de la misma planta varía el color de sus flores e inclusive puede variar el tono de las mismas, con el correr de los días. Sus hojas van desde el verde claro al oscuro y son de textura rugosa. Cuando termina la floración aparecen unas pequeñas bayas color negro, de donde obtendremos las semillas.

 

 

Características, suelo y época de plantación

Esa planta se adapta prácticamente a cualquier tipo de suelo, siempre que tengan un buen drenaje. Aunque conviene abonar un poco durante el período de floración. Durante el invierno, es recomendable colocar un mulching medio suelto, que proteja sus raíces del frío sin que ahogue el tronco, para evitar su podredumbre.
Lo ideal es plantarlas durante la primavera, una vez que hayan pasado las heladas. Podemos hacerlo directamente en la tierra, o en macetas. Son ideales para macizos grandes y borduras, ya que cubren superficies rápidamente.

No suele pasar los 2 metros de altura, sus hojas son ovales, dentadas y ásperas. Sus flores tienen una variedad de tonos muy numerosos, que van desde el blanco al rojo, pasando por los amarillos, los rosas,  los azules y los morados. Su fragancia es penetrante y en algunos lugares como en Australia, este arbusto suele llegar a ser invasivo.

 

Clima y Riego

Es amante de las temperaturas cálidas. Lo ideal es que no pase demasiado frío en invierno, para que no pierda sus hojas. De todas maneras, si llegara a perderlas, puede rebrotar en primavera, siempre y cuando hayamos cuidado sus raíces durante la estación fría. Es importante, que reciba buen sol e iluminación. Cuanto mas luminosa sea la posición en que esté, mas flores dará.

Los riegos deben ser moderados, una o dos veces por semana durante el verano serán suficientes. Es una planta que soporta bien la sequía, por lo tanto es preferible no pasarse de riego. Por otro lado, no es bueno que quede la tierra encharcada, para evitar aparición de hongos, por lo tanto si llueve, evite además regarla.

 

 

Abonos y Poda

Al inicio de la primavera, podemos colocar un abono líquido rico en potasio y nitrógeno, cada 15 días, para incentivar su floración y tener un follaje mas frondoso.
La poda la realizaremos a mediados del otoño, luego que no florezca mas, recortando dos tercios de las ramas. De esta manera compactaremos la planta. También se pueden ir pellizcando las puntas antes que broten, para estimular la ramificación.
Se suele recuperar bastante rápido de cualquier poda, aunque sea extrema.

Multiplicación

Por semilla: Una sola planta de Lantana es capaz de producir miles de semillas, pero lamentablemente, no son tan fáciles de germinar. Para recoger dichas semillas debemos tomar las bayas cuando están negras y dejarlas secar unos días al sol, para separar la semilla de la pulpa. Luego se las espolvorea con fungicida y las colocamos en una bolsa del tipo hermético (con cierre ziploc) en la heladera durante 4 a 6 semanas, para imitar el período invernal de reposo. Luego, se colocan las semillas en una maceta, con un sustrato de partes iguales de turba y arena. Las mantenemos en un lugar cálido, (no menos de 12º C a 15º C, luminoso y regamos cada tres o cuatro días, esperando que aparezcan los brotes. De todas maneras, no son  propensas a salir tan fácil, así que no se decepcione si fracasa en el intento.

Por esquejes: De esta manera es un poco más fácil y seguro que obtengamos plantas nuevas. Durante todo el verano se pueden tomar esquejes leñosos. Preferentemente que no estén florecidos y de unos 8 a 10 cm. Deben estar cortados por debajo de una hoja y de manera diagonal. Les dejamos solo las dos o tres hojas de arriba y lo colocamos en un sustrato rico y fresco.
Recomendación: Si pasamos el esqueje por hormona de enraizar, nos aseguraremos que broten sus raíces mucho mas fácil.
Luego los llevamos a un lugar bien luminoso, pero no al sol directo. Suelen desarrollar  raíces bastante rápido, pero de todas maneras, es mejor dejarlos en la maceta hasta la próxima primavera.

Las bayas de la Lantana son tóxicas cuando aún están verdes, pero cuando se ponen negras y han madurado completamente, son totalmente comestibles y se pueden usar para preparar confituras y licores.

 

Plagas y enfermedades

Una plaga común es la mosca blanca. Se posa en la cara inferior de las hojas y si no la matamos, puede llegar a destruir la planta rápidamente. Para ello podemos rociar la Lantana con agua jabonosa (con jabón blanco) haciendo hincapié en el envés de las hojas. Otra plaga común son los ácaros, que aparecen cuando el ambiente es muy seco. Para esto y cualquier otra plaga que le aparezca yo le recomiendo usar:

Tierra de diatomea. Es un fino talco blanco, que proviene de los restos fosilizados del fitoplancton marino y posee altas cantidades de sílice. Cuando es aplicado sobre cualquier insecto compromete su exoesqueleto, disecándolo. Es totalmente orgánico y lo mejor es que es inofensivo para el ser humano y las mascotas. La única recomendación es no inhalarlo de manera sustanciosa. Inclusive se puede comer, ya que se encuentra en un montón de alimentos que consumimos a diario, ya que los granos y cereales se almacenas con este polvo, para impedir el ataque de insectos. Si quiere investigue las propiedades de la Tierra de diatomea, le aseguro que se sorprenderá de los usos que se les puede dar en nuestro hogar.

Variedades

Como cubresuelos:

Lantana Cámara (Orange carpet y Jaune carpet) Son ideales para borduras.
Lantana Montevidensis. Tiene la particularidad de no variar su tono de color, que es lila con el centro amarillo con un reborde blanco muy fino.  Es originaria de Uruguay y Brasil. Es rastrera y forma matorrales de baja estatura.

De porte compacto:

Lantana Camara Flamenco. Ideal para jardineras
Lantana Camara Bandana Cherry. Ideal para jardineras o macizos bajos.
Lantana Camara Cream Pearl. Tiene follaje claro y aroma a tomillo.
Lantana Camara Confetti y Cochenille. Suelen usarse en macizos y segundos planos. Llegan a los 60 cm. De altura.

 

Grandes arbustos:

Lantana Camara Radiation. Llega a los 2 metros.
Lantana Camara Framboisine. Llega a los 90 cm. Ideal para un segundo plano. Crece muy vigorosamente en climas cálidos. Y se le puede dar la forma deseada antes que florezca.
Lantana Camara Violet de Corse. Mide 2 metros, crece muy rápido. Su flor joven es de naranja y rojo, al ir madurando llega a un tono púrpura bien oscuro.
Lantana Megapotámica. Es nativa de Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay. Suele encontrarse en las barrancas de los ríos. Es de color violácea con el centro amarillo. Es muy perfumada.

 

 

La lantana es cultivada fundamentalmente como planta decorativa, por su rápido crecimiento y su abundante floración. Algunas especies se utilizan para atraer mariposas o favorecer a las abejas. En la India se la usa para elaborar artesanías (como alternativa al bambú).
Sus ramas florecidas, tienen una alta concentración de taninos y en las flores, encontramos sacarosa, ácido valeriánico y glucósidos. Se la utiliza como astringente, antiinflamatoria y cicatrizante. Su infusión sirve para disminuir la presión sanguínea.

 

Sabe usted algo? En España  a la Lantana se la conoce como “Banderilla Española”. Es que su combinación de color en rojo y amarillo nos recuerda a la bandera de dicho país.  

 


Hasta la próxima!!
Lorena Hidalgo