Las plantas mas raras y exóticas

 

 

Nuestro planeta es un jardín gigante, con tantos ecosistemas distintos que no sería raro pensar, que puede albergar toda clase de flora. En este artículo les propongo un recorrido por aquellas plantas peculiares que algunas escondidas y otras no tanto, componen nuestra naturaleza.

 

 

Hydnellum peckii

 

Es un hongo no comestible, aunque no tóxico que se encuentra en América del Norte, Europa, Corea e Irán. Produce unas esporas sobre la superficie de unas espinas verticales similares a los dientes. Las especies mas jóvenes, desarrollan un sangrado de un fluido color rojo intenso y brillante, que contiene un pigmento anti coagulante parecido a la heparina. Esa apariencia singular le ha dado varios nombres como: “Hongo de diente sangrante”, “Frutilla y crema” o “Diente del diablo”, entre otros. A medida que el hongo envejece, pierde esa característica y se vuelve marrón.

 

 

 

 

 

 

 

 

  

Rafflesia arnoldii

 

Conocida como la “Flor de la podredumbre” es una planta de tipo parasitaria, que vive sobre una especie de parra en los bosques húmedos de Indonesia. Sobre todo en Sumatra y Borneo. Fue descubierta en 1818 por Thomas Stamford y actualmente está en peligro de extinción. Esta planta no posee hojas, ni brotes visibles, por lo que no puede realizar fotosíntesis. Tiene unas flores que pueden llegar a alcanzar, un metro de diámetro y pesar hasta 11 kilos, siendo una de las tres flores mas grande del mundo. Son carnosas de color rojizo anaranjado y poseen cinco lóbulos que permanecen abiertos por un lapso de cinco a siete días.

Desprende un olor fuerte y nauseabundo como de carne podrida y por ello, se la conoce como “Flor de la podredumbre”. También emite calor que junto al aroma, confunde a las moscas carroñeras, que las polinizan.  

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Adansonia

 

 

Este árbol, pertenece a la familia Malvaceae. Se los conoce popularmente como “Baobab”, “Árbol botella”, o “Pan de mono”. Tiene ocho especies conocidas, seis de las cuales crecen en la isla de Madagascar, una en África y otra en Australia. Pueden llegar a una altura de entre 5 a 30 metros y su copa superar los 11 metros de diámetro. (Como si fuera un sombrero). Aunque tardan alrededor de doscientos años en lograr esa forma característica. Su corteza es lisa y las hojas solo brotan en la época de lluvias. Poseen flores blancas y algunas de las especies tienen frutos y semillas comestibles, incluso se extraen aceites para cocinar. Sirven de alimento para las cabras y los lemures. Ciertos Baobabs se ahuecan en la madurez y se convierten en depósitos de agua, pudiendo contener hasta 6000 litros de líquido. Algunas de estas especies se encuentran en peligro de extinción.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Amorphophallus titanum

 

 

Esta planta herbácea y tuberosa, fue descubierta en Sumatra, Indonesia, en el año 1878, por el botánico italiano Odoardo Beccari. Se la conoce como “Flor cadáver”, o “Aro gigante” y su nombre significa literalmente “Falo amórfo titánico”. Produce una inflorescencia en forma de espiga que puede llegar a los 3 metros de altura, con 1  metro de ancho y un peso de 75 kilos. La flor polinizada se transforma en una baya roja o amarilla de forma globosa. Despide un olor fétido como a carne podrida, por lo que no se puede estar cerca por mucho tiempo. Su floración es todo un acontecimiento, ya que solo lo hace tres o cuatro veces, en sus cuarenta años aproximados de vida. Y además esa floración, solo dura tres días.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Wolffia Arrhiza

 

 

Esta planta es acuática, y de tamaño tan pequeño que se la conoce como “Lenteja de agua”. Pertenece a la familia de las lemnáceas y se la encuentra en las zonas tropicales, subtropicales y templadas de Asia, Europa, África, Venezuela y Brasil. Su tamaño oscila entre los 0,8 y 1,3 milímetros de diámetro. Tiene forma esférica y de color verde oscuro. No tiene tallo, solo dos o tres hojuelas diminutas y una inflorescencia apenas visible. No tiene raíces. Flota en las aguas de las lagunas mas tranquilas y se reproduce aceleradamente, pudiendo llegar a ser invasiva.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Dracaena cinnabari

 

 

Este es el árbol conocido como “Árbol dragón”. Es nativo del archipielago de Socotra, en el Mar Arábigo. Fue descubierto en 1882 por el botánico escocés Isaac Bayley Balfour. Posee un grueso tronco, que alcanza los 10 metros de altura. Sus ramas se ramifican hacia afuera y su copa forma una semiesfera. Florece en una panícula, es decir un racimo que se va afinando, de color amarillo verdoso. Produce una resina oscura que solo puede recogerse una vez al año, llamada “Sangre de dragón”, que se utiliza como colorante o en medicamentos. Si bien no está en peligro de extinción, se encamina hacia ello, ya que la isla sufre un incremento gradual de sequedad, debido al cambio climático y las acciones del hombre.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Psychotria Elata

 

Esta preciosa planta tropical, se encuentra en las selvas de América Central y Sur. Se la llama “Labios rojos”, o “Beso de novia”, entre muchos nombres. Y es porque sus flores, que son brácteas de color rojo, simulan dos labios carnosos. Su tamaño no es muy grande y una vez que florece, los labios se abren perdiendo su forma, dejando emerger unas pequeñas florcitas blancas, que atraen polinizadores, como mariposas y colibríes. Lamentablemente, esta especie esta empezando a desaparecer, debido a la desforestación de su hábitat.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Aristolochia salvadorensis

 

Esta exótica planta es una trepadora originaria de Brasil. Al igual que muchas plantas que se adaptan al lugar, la apariencia extraña se debe a las adaptaciones que sufrió para sobrevivir. Tiene una forma de casco con dos ojos, y su color es púrpura amarronado. Su olor nauseabundo atrae a polinizadores, que son atraídos hacia “los ojos”. El interior de las flores está recubierto de pelos pegajosos que mantienen cautivos a los insectos  al mismo tiempo que los cubre de polen. Luego son liberados para que al volar, polinicen otras flores. La forma de casco hace recordar al villano de la película “Star Wars”, Darth Vader, siendo ese su nombre popular.

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Tacca Chantrieri

 

Conocida como “La flor del murciélago negro”, o “Flor del diablo”, esta especie inusual, tiene flores de color negro, con la forma del  mamífero alado. Tiene unos filamentos muy largos que parecen “bigotes”, por eso también se la llama “Bigotes de gato”. Hay diez especies en este género y son nativas del sudeste Asiático. La floración se da de un tallo largo y sin hojas, del que surgen cuatro grandes brácteas. Del centro aparecen un buen número de flores solitarias con forma globosa y cada inflorescencia tiene esos largos filamentos colgantes de color rojo negruzco y blanquecinas en las puntas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Orquídeas

 

De por si las orquídeas son flores exóticas, pero ademas algunas variedades, son realmente raras y tienen unas formas casi como dibujadas.  Hay cerca de 25.000 variedades, pero estas son las que mas me llamaron la atención a mi.

 

Campylocentrum grisebachii. Esta variedad originaria de Sudamérica, florece en invierno en forma de espiga con 25 a 40 flores, tan diminutas que no llegan al tamaño de la cabeza de un fósforo.

Habenaria radiata. Esta especie es de Japón y Corea y su particularidad es que se parece a una garza blanca.

Ophrys apifera. Esta orquídea es común de Portugal y de la zona del Mar Negro. Su rareza radica en que se parecen a pequeñas abejas, o muñequitos sonrientes, por su triple color y su forma.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Otras orquídeas raras son las llamadas “Dracula”. Su nombre deriva del latín y significa pequeño dragón.  Popularmente se la “conoce como orquídea mono”, ya que su forma se asemeja a la cara de un simio.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Orchis Itálica. Es conocida como la orquídea del hombre desnudo, por esa peculiar apariencia de persona con los brazos abiertos. Se la encuentra en Oriente, África y Europa.

Flying Duck Orchid. Es una pequeña variedad del sur de Australia. Se la encuentra en pantanos y bosques de eucalipto. Tiene una forma parecida a un ave en vuelo, casi como un colibrí.

Anguloa uniflora. Originaria de Sudamérica, esta orquídea es pequeña y se parece a un pequeño tulipán. Se la conoce como “orquídea bebe” o “Cuna de Venus”, ya que entre sus pétalos parece mecer una pequeña criatura.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  

Calceolaria uniflora

 

Esta planta perenne es originaria de Tierra del fuego. Es una hierba perenne que crece

entre las piedras de la alta montaña. Son muy coloridas y parecen pequeños personajes todos agrupados. Fue descubierta por Charles Darwin y originalmente se la denominó “”Zapatito de Darwin” y en algunos países se la conoce como “Alíen Feliz”. Su disco blanco de néctar desprende un dulce aroma que junto a sus puntos rojos, atrae a los colibríes.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Otras rarezas

 

La planta conocida como “Espada de plata”, es la Argyroxiplum. Es un pequeño arbusto que solo crece en Hawái. Pertenece a un género con solo cinco especies . Puede estar formada por una sola roseta o varias y puede vivir cerca de 80 años, pero solo florece una vez cada roseta, para luego morir. Por lo que si la planta tiene una sola roseta, se muere indefectiblemente.

Anastatica hierochuntica, es una planta única de los desiertos de Arabia. Y es que precisamente una única especie de su género. Se la conoce como “Rosa de Jericó” y su característica es que puede permanecer sin agua, durante años. Se envuelve como un ovillo y al volver a recibir lluvia, se abre recobrando su verdor y frondosidad.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Si de plantas curiosas hablamos, la Hydnora africana cuadra perfectamente. Esta planta no tiene clorofila y crece bajo la tierra. La única parte visible es su flor, que emerge como unos pétalos carnosos entreabiertos. Los cuales atraen a los insectos reteniéndolos durante un breve lapso para luego liberarlos y lograr que polinicen las flores.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Clathrus archeri, es un sorprendente hongo de origen australiano, descubierto en 1904.  Al nacer, presenta forma de huevo blancuzco, con una consistencia gelatinosa. Al crecer y abrirse, deja salir seis  u ocho tallos de color rojo con manchas negras, que se asemejan a una estrella de mar, o tentáculos de un pulpo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Estas son algunas de las miles de especies de plantas raras y exóticas que podemos encontrar en el mundo natural. Hay muchas regiones que ocultan seguramente mas tesoros y en un solo artículo tampoco, podemos poner todas las existentes.    

 

 


Hasta la próxima!!

Lorena Hidalgo